¿Qué es decirle a Dios “Padre”?

¿Qué es llamarse Dios “Padre”?

Es afirmar que su amor es paternal,

que está su corazón muy cerca;

que no es un Ser lejano sino íntimo,

más que una madre con su hijo;

unido por las entrañas,

por las suyas que son tan buenas;

amor entrañable,

ternura apasionada,

misericordia necesaria

de quien voluntariamente

se constituyó  madre.

Padre

es la expresión más atinada

de un amor generoso

que todo se da.