PRÓLOGO

 

 

Estos Ejercicios espirituales me los han pedido muchos. Son la fusión de dos tandas que me copiaron, una en magnetofón y otra en taquigrafía.

 

La principal fue a cerca de doscientos estudiantes de teología en Salamanca, procedentes de todas las diócesis. La otra fue a una comunidad y noviciado de religiosas.

 

La obra está compuesta básicamente con los Ejercicios a los teólogos. He incluido de los otros una plática y meditación el día 2.° y todas las del día 5.°. Habrían algunos querido dos libros; pero no lo consideré necesario.

 

Los dos primeros días de Salamanca no se recogieron en magnetofón, pero sí fielmente con mano rápida; por eso se notará en esos días mayor brevedad y alguna menor viveza de expresión.

 

Imposibles de publicar en aquellos tiempos cuando faltaban años para el Concilio, creo que hoy cumplen aquello del Evangelio: Todo escriba sabio en el reino de los cielos, coge para su tesoro de lo nuevo y de lo viejo.

 

Si este libro resulta útil a tantos amigos míos sacerdotes y a tantos más que espero conocer, ese habrá sido mi premio mejor.

 

 

(NOTA: Este libro se publicó el 3 de Enero de 1971)