EL EVANGELIO Y LOS SANTOS

DE LAS GRANDES RELIGIONES

 

 

En este libro se trata, según el Evangelio y los Santos de las Grandes Religiones, del camino que lleva a Dios, o la manera de ver de Dios; más aún, de la transformación del hombre en divino, lo cual es la médula de la Religión. Trata pues, según ellos, del destino del hombre a Dios; de la espiritualidad verdadera por Dios revelada a través de «Sus santos» (humanos, celestiales, libros sagrados, profetas y Enviados). Informa este libro de «eso» en que consiste la perfección del individuo, su paz, su realización auténtica, suprema y definitiva. Informa y profundiza. Expone, según ellos, cómo Dios mira al hombre, a qué le destina, cómo lo deja a su voluntad y cómo se le impone irremediablemente. Se señala y explica cómo es y cuál la relación de criatura a Dios; cómo es y cómo no es, qué es lo principal o lo accesorio, qué es lo verdadero o lo falso; qué es lo básico, lo esencial; hasta donde llega la intimidad mutua (entre Dios y el hombre) y cómo ella es; cómo el humano responde o no responde; qué es lo bueno y lo malo; cómo Dios conduce al hombre, cuánto le permite y cuánto no, cuánto y hasta donde le protege; el final de la vida y el principio del después; el fin de la existencia humana y el principio de la divinidad...

 

Aparentemente las religiones son muchas y muy diferentes, incluso contradictorias. En el libro se prescinde (no del todo) de multitud de sectas efímeras transitorias, minúsculas o de escasa influencia en la humanidad. El autor se atiene principalmente (no exclusivamente) a las más importantes, seis o siete que han marcado la andadura espiritual de las diferentes porciones mundiales de la humanidad.

 

Esas Religiones principales son: el Brahmanismo-Hinduísmo (India); Budismo (China, Japón, Corea, Mongolia, Tibet, Indochina); Cristianismo (Europa, Australia y América); Islamismo (Africa del Norte, próximo y medio Oriente, Indonesia); la Religión Greco-Romana (inicio de la civilización europea); y el Judaísmo (con su libro la Biblia, asumido por el Cristianismo y venerado por el Islam). También, aunque sea menos conocido, el Taoísmo (China).

 

En las páginas de esta obra pueden leerse alrededor de 11.000 frases, párrafos, pensamientos, explicaciones, sentires, elevaciones, hallazgos, iluminaciones y demás expresiones del Espíritu.