ORACIONES GENERALES

Santiguarse

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Persignarse

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor Dios nuestro.

Padrenuestro

Padre nuestro que estás en el Cielo, santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el Cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal.

Avemaría

Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, con era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de lc siglos. Amén.

Salve

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida y dulzura, esperanza nuestra. Dios te salve. A ti clamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea pues Señora, Abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce Virgen María!

Ruega por nos, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar y gozar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Credo

Creo en Dios Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo su único Hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo en Santa María Virgen. Padeció debajo del poder de Poncio Pilatos; fue crucificado, muerto y sepultado; bajó al limbo de los Santos Padres que estaban aguardando Su santo advenimiento; y al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos, y allí está sentado a la derecha de Dios Padre Todopoderoso. Y desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, en la Santa Iglesia Católica, en la comunión de los santos, en el perdón de los pecados, en la resurrección de la muerte y en la vida eterna. Amén.

Saludos

Alabado sea Dios

- Alabado sea Su Santo Nombre.

Ave María Purísima

- Sin pecado concebida.

Acto de contrición (arrepentimiento)

Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Redentor mío: por ser Vos quien sois y porque os amo sobre todas las cosas, a mí me pesa, pésame Señor de haberos ofendido; prometo firmemente nunca más pecar, confesarme y apartarme de todas las ocasiones de ofenderos. Ofrézcoos mi vida, obras y trabajos, en satisfacción de todos mis pecados; y confío en vuestra bondad y misericordia infinita que me los perdonaréis por los méritos de vuestra preciosísima sangre, pasión y muerte; y me daréis gracia para enmendarme y perseverar en vuestro santo servicio hasta el fin de mi vida. Amén.

El ANGELUS (rézase al sonar la hora del mediodía)

El Ángel del Señor anunció a María.

- Para concebir del Espíritu Santo.

(Avemaría)

He aquí la esclava del Señor.

- Hágase en mí según tu palabra.

 (Avemaría)

Y el Verbo se hizo carne

Y habitó entre nosotros

(Avemaría)

Ruega por nos, Santa Madre de Dios para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Oremos: Te rogamos Señor, que infundas en nuestras almas tu gracia. Para que los que por la Anunciación del Ángel supimos la Encamación de tu Hijo, por su Pasión y Su Cruz seamos conducidos a la Resurrección y a la Gloria. Te lo pedimos por el mismo Jesucristo Señor nuestro. Amén.